Es una técnica que comienza a tomar fuerza a finales del 2014, y promete dejar tu cabello como el de un niño al sol.